CONVENIO ENTRE LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS Y FEDERACIÓN AUTISMO MADRID, PARA LA REALIZACIÓN DE PROGRAMAS DE FORMACIÓN, DESARROLLO E INVESTIGACIÓN DE ACTIVIDADES ESPECIALIZADAS EN TERAPIAS ASISTIDAS CON ANIMALES, A TRAVÉS DE LA OFICINA DE INTERVENCIONES ASISTIDAS CON ANIMALES EN ASOCIACIÓN CEPRI.

Programa englobado dentro del plan patas por el autismo trazado junto a la Federación Autismo Madrid para la realización de este tipo de programas en el ámbito Hospitalario, Asociaciones y centros educativos. Con la colaboración del Ayuntamiento de Arroyomolinos a través del Programa Corazones Azules Patas por el Autismo. Haciendo que sea un plan que incluya Ayuntamientos, asociaciones, fundaciones y entidades tanto publicas como privadas para poder conseguir los objetivos que nos hemos marcado con este tipo de programas.

Perfil del usuario:
Personas adultas con TEA y discapacidad intelectual, con grandes necesidades de apoyo.
Los Trastornos del Espectro del Autismo (en adelante TEA) hacen referencia a un conjunto amplio de condiciones de origen neurobiológico, que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar a estas características: * Dificultades en la comunicación y a la gestión soci-emocional. * Presentan alteraciones de las habilidades de comunicación verbal y no verbal. * Tienen un repertorio limitado de intereses y de conductas. Pueden presentar los mismos comportamientos de forma repetitiva, y tener problemas para afrontar cambios en sus actividades y en su entorno, aunque sean mínimos. * Sus capacidades para imaginar y entender las emociones y las intenciones de los demás son limitadas, lo que hace que sea difícil para ellos desenvolverse adecuadamente en el entorno social. Las necesidades de las personas con TEA residen, en gran medida, en aprender a conocer y regular el mundo social en el que están inmersos. Para ello hemos de proporcionarles entornos adecuados y el correcto aprendizaje de habilidades sociales y comunicativas.

Contenidos a trabajar:
El objetivo general es facilitar intervenciones terapéuticas y experiencias significativas, a través de las actividades asistidas con los perros de terapia, que promuevan el aprendizaje de las destrezas necesarias para lograr un funcionamiento adaptativo en el entorno, fomentando la participación y autonomía en las actividades básicas de la vida diaria.
• Mejorar habilidades sociales y de comunicación básicas
• Fomentar la empatía, el asertividad y la expresión de sentimientos.
• Fomentar el desarrollo de la autonomía, autoestima y autoconcepto (toma de decisiones). Disminuir de estrés, ansiedad y miedos.
• Facilitar el desarrollo perceptivo-motor
• Facilitar la integración de estímulos propioceptivos, vestibulares y táctiles.
• Fomentar las habilidades de planeamiento y ejecución motora
• Facilitar los procesos atencionales (visuales y auditivos).